sábado, 17 de noviembre de 2018

Cómo evitar fracturas de cadera en ancianos


En un artículo publicado en la revista Journal of American Medical Association del 2 de Marzo de 2005, investigadores de dos universidades japonesas se proponen estudiar si el tratamiento con folatos (sales del ácido fólico, una vitamina hidrosoluble del complejo vitamínico B) y con vitamina B12 , reduce la incidencia de fracturas de cadera en pacientes con una hemiplejía como consecuencia de haber sufrido un accidente vascular cerebral (ictus).

Es bien sabido que un ictus, con la correspondiente hemiplejía, aumenta de 2 a 4 veces el riesgo de que el individuo afectado sufra una fractura de cadera en el lado paralizado del cuerpo, en el que se ha demostrado que la pérdida de densidad ósea (osteoporosis) es más intensa.

La elevada incidencia de fracturas de cadera en pacientes ancianos con hemiplejía puede atribuirse tanto al hecho de que en estos pacientes son más frecuentes las caídas, como a la más intensa osteporosis del lado paralizado por falta de uso.

Cómo prevenir la fractura de cadera en viejitos


También es conocido que el tratamiento con ácido fólico y vitamina B12 puede hacer descender la "hiperhomocisteinemia". Los investigadores japoneses han realizado un estudio aleatorizado , a doble-ciego y controlado de 628 pacientes consecutivos, con 65 o más años de edad, que presentaban una hemiplejía residual tras un ictus, al menos al cabo de un año del accidente cerebral.

Los pacientes fueron asignados a dos grupos: unos para recibir tratamiento oral con 5 mgr. de folatos y 1500 microgramos de vitamina B 12 y otros para recibir un doble placebo . Durante 2 años de seguimiento se valoró la incidencia de fracturas de la cadera en ambos grupos. En la línea de partida del estudio los pacientes de ambos grupos presentaban niveles elevados de homocisteína y niveles disminuídos de folatos y de vitamina 12 en el plasma sanguíneo.

Tratamiento de la fractura de cadera


Después de 2 años de seguimiento, los niveles elevados de homocisteína en el plasma sanguíneo disminuyeron en un 38% de los pacientes del grupo tratado con folatos y vitamina 12 , mientras que se incrementaron en un 31% en el grupo al que sólo se le administraron placebos.
El número de fracturas de la cadera, calculado estadísticamente como en 1000 pacientes-años, fue de 10 fracturas para el grupo tratado con folatos y vitamina 12 y de 43 fracturas para el grupo no tratado.

En un editorial de la revista JAMA, que comenta los hallazgos de este estudio, se afirma que "a pesar de las limitaciones potenciales del estudio, sus resultados demuestran al menos que en los pacientes con una hemiplejía consecutiva a un ictus la administración de folatos y de vitamina B 12 es efectiva en la prevención de fracturas osteoporóticas de la cadera".

Después de los estudios publicados hace menos de 1 año en los que se demostraba una asociación entre niveles elevados circulantes de homocisteína y riesgo de fractura, estos nuevos resultados apoyan, en principio, una relación causal entre niveles elevados de homocisteína en plasma y fracturas".