viernes, 23 de noviembre de 2018

Enfermedades reumáticas en la infancia


La mayoría de las personas tenemos la creencia de que las enfermedades reumáticas son exclusivas de la población adulta, razón por la cual nos enfrentamos a estas enfermedades de la niñez de una forma incorrecta, así muchos niños sufren enfermedades reumáticas durante la infancia.
De hecho, muchas de las llamadas condiciones reumáticas están asociadas con enfermedades degenerativas, como el desgaste de cartílago, debilitamiento muscular y la pérdida de masa ósea. Es vital conocer la existencia de un elevado número de condiciones reumáticas que afectan a la población infantil.

Estas enfermedades producen síntomas en los niños, similares a aquellas que afectan a los adultos, tales como dolor y rigidez en las articulaciones y, lo que es peor, algunas enfermedades reumáticas pueden conducir al daño y la limitación permanente comprometiendo el futuro del pequeño paciente. La disciplina clínica que incluye el estudio de enfermedades inflamatorias y no inflamatorias en niños es la reumatología pediátrica.

La infancia con enfermedad reumatológica

Las raíces de esta especialidad se encuentran en la reumatología para adultos, pero las experiencias con las enfermedades de la infancia se van acumulando y muestran varias particularidades, se hizo evidente que el asunto requería un enfoque pediátrico específico, dandose por primera vez en Inglaterra, poco después de la segunda guerra mundial hubo que crear una rama específica para tratar las enfermedades reumatológicas. Incluso hoy en día muchas de las habilidades que se utilizan en el tratamiento de los pequeños pacientes fueron heredadas de la experiencia con los adultos, pero es cada vez más claro que este tipo de conducta deja vacíos y preguntas sin respuesta.

Es sabido que el paciente responde de distintas formas a las drogas, que son más propensos a algunas complicaciones y que necesitan apoyo psicológico y cuidados de rehabilitación especial, motivo por el cual se requeriría un equipo multidisciplinar, familiarizado con estas particularidades y capacitado para satisfacer estas demandas con un reumatólogo pediátrico como coordinador.

Tipos de enfermedades en el niño

Son varias las enfermedades reumáticas que se dan en la infancia, siendo la artritis crónica infantil la más común, el lupus eritematoso sistémico, la dermatopolimiosite y las espondiloartropatías, que son enfermedades de carácter crónico, causados por disturbios en el sistema de defensa del cuerpo, o sistema autoinmune.

Estos tipos de enfermedades en los niños son casos necesitan la evaluación de un especialista y tienen el potencial de dejar secuelas permanentes, pero si reciben el tratamiento adecuado precozmente, permite al niño tener una vida prácticamente normal. Otros reumatismos de este tipo que también pueden afectar al niño son las Vasculitis y, más raramente, escleroderma, lo que sí es claro es que en las enfermedades reumáticas: La presencia de bacterias en las articulaciones puede conducir a una forma severa de reumatismo que es la artritis séptica.

Las infecciones también se relacionan con otra forma de la enfermedad reumática, siendo uno de los tipos de reumatismo más conocidos y, hasta hace poco, frecuente en nuestro medio: la fiebre reumática.

La aparición de los antibióticos y la mejora en las condiciones generales de vida de la población mundial redujo drásticamente el número de niños afectados por este mal.

Diagnóstico de las enfermedades reumáticas

En niños los médicos ante la sospecha que el niño tiene una enfermedad reumática, debe descartar otras posibles condiciones. al observar síntomas como dolor persistente, salpullido inexplicable, inflamación, fiebre, inflamación bien de los nódulos linfáticos, o bien en los órganos internos, así como el tiempo que han estado presentes.

Luego de una meticulosa evaluación del niño, basado en el historial médico y con el apoyo de los análisis de exámenes como: exámenes de laboratorio, el test de velocidad de sedimentación, el examen con lámpara de hendidura, los rayos X, el médico podrá diagnosticar una enfermedad reumática juvenil.

El gran desarrollo producido entre los fármacos biológicos para el tratamiento de las enfermedades mencionadas, las artritis especialmente, han permitido que la especialidad de la reumatología pediátrica haya tenido un gran avance en los últimos tiempos.