miércoles, 26 de diciembre de 2018

Dolor en el acto sexual ¿Qué hacer cuando hay dolor?


Normalmente el sexo ha de ser agradable y divertido, pero en ocasiones se puede convertir en una auténtica tortura debido a múltiples factores.

Dolor en el acto sexual: Causas del dolor en la penetración


Una de las principales causas del dolor en las relaciones sexuales puede ser la presencia de enfermedades virales. Esto viene determinado por el miedo a múltiples estados.

  • Si es tu primera vez, existirá un miedo a que el chico te haga daño. Ya que se cree que la primera vez tiene que ser obligatoriamente dolorosa. No pienses eso nunca, sólo será dolorosa si no estás suficientemente excitada, así que realiza el coito sólo cuando tú estés preparada.
  • El miedo al embarazo. Es una de las mayores causas de la imposibilidad de relajación y en la actualidad no debería preocuparte tanto. Infórmate bien de los métodos anticonceptivos que hay y elige el que mejor se adapte a ti. Si las usas adecuadamente, es casi imposible que se produzca un embarazo.
  • Miedo a que no quepa. Aunque parezca raro algunas mujeres siente miedo a que no entre la alimentación y el chico les haga daño. Si ese es tu temor, piensa sólo que un bebé es capaz de salir por ahí, ¿cómo no va a poder caber un pene?
  • Falta de lubricación en la vulva, suele venir determinado por la falta de excitación, si es este el caso, no termines con los juegos previos hasta que estés muy excitada, o bien aplica lubricante o saliva en la zona.
  • Incomodidad. El hacerlo en un lugar incómodo o que te tiene en constante alerta, es otra de las formas con las que no conseguirás disfrutar del sexo, búscate un sitio confortable y donde podáis dedicaros tiempo.

Dolor en el acto sexual: Problemas serios en la penetración


Con ello me refiero a enfermedades que la mujer tiene y que afectan a la relación sexual.

  • El vaginismo es una de los problemas que más afectan a las mujeres, esto conlleva un cierre involuntario de la vagina cuando la mujer intenta cualquier tipo de penetración, ya sea con el pene, los dedos, algún juguete sexual… si esto sucede acude al ginecólogo para que te ayude.
  • El himen rígido es un problema físico, que no viene derivado de ninguna causa psicológica o enfermedad física, sino que viene desde tu nacimiento. Aunque no te preocupes porque tiene solución, bastará con el ginecólogo le aplique un sencillo corte.