martes, 16 de julio de 2019

Extractos del trébol rojo y síntomas de la menopausia


En un trabajo publicado en el número correspondiente al 9 de julio de 2003 de la revista Journal of the American Medical Association por miembros de las Universidades de California, San Francisco, Minnesota, Minneapolis, y Iowa, Iowa City, se llega a la conclusión de que los productos derivados del trébol rojo, utilizados en la Medicina alternativa para el tratamiento de los "sofocos" característicos de la menopausia, no tienen un efecto clínico importante.

El trébol rojo (Trifolium pratense) es una planta de flores rojas que contiene elevadas cantidades de isoflavonas, compuestos de estructura parecida a la de los estrógenos , que tienden a ligarse con los receptores de los estrógenos en el organismo, de modo especial con los receptores tipo beta, por lo que en principio parecen poseer un cierto efecto estrogénico.

La soja también contiene isoflavonas. Suplementos dietéticos que contienen isoflavonas de origen vegetal (conocidas como fitoestrógenos) se encuentran ampliamente extendidos en el mercado como tratamiento de la Medicina alternativa para los molestos síntomas de la menopausia, especialmente los "sofocos" u "oleadas de calor".

El hecho de que en Asia tan sólo el 10% de las mujeres con menopausia sufran "sofocos", comparado con el 70% al 80% de las mujeres occidentales, ha sido atribuido a la abundancia de soja en la dieta de las asiáticas.

Estudios sobre mujeres menopáusicas


El estudio ha sido realizado entre noviembre de 1999 y marzo del 2001 en tres centros médicos de los EE.UU. sobre 252 mujeres recientemente con menopausia (una media de 4,5 años desde el inicio de la menopausia que sufrían "sofocos" al menos 8,1 veces por día). Se excluyeron del estudio las mujeres vegetarianas y las que consumían productos derivados de la soja más de una vez por semana.

Después de 2 semanas tomando un placebo, 252 participantes fueron aleatoriamente asignadas a la administración de Promensil (un producto comercializado del trébol rojo a la dosis de 82 mg de isoflavonas por día), o de Rimosil (otro producto comercializado del trébol rojo a la dosis de 57 mg de isoflavonas por día) o de un placebo, y seguidas durante 12 semanas.

De las 252 participantes, 246 completaron las 12 semanas. La reducción en la media diaria de sofocos fue similar para el Promensil (5,1), para el Rimostil (5,4) y para el placebo (5,0). En comparación con el grupo placebo, la reducción en el grupo Promensil (no así en el grupo Rimostil) fue algo más rápida. La calidad de vida y los efectos adversos fueron similares en los tres grupos.

La conclusión de los autores es que transcurridas las 12 semanas la reducción de los sofocos fue modesta y similar entre las mujeres de los tres grupos. Aunque el estudio facilita alguna evidencia sobre efectos biológicos del Promensil, ninguno de los dos suplementos dietéticos (Promensil y Rimostil) posee un efecto clínico significativo sobre los sofocos u otros síntomas de la menopausia, cuando se comparan con los efectos de la sustancia utilizada como placebo.

lunes, 15 de julio de 2019

Genes y riesgo de infarto en Adultos Mayores que viven en la Ciudad de México


La revista Science publica online en Mayo de 2007 la identificación de una variante genética localizada en el cromosoma 9p21, cuya presencia incrementa el riesgo de padecer enfermedad coronaria e infarto de miocardio, realizada por dos equipos de científicos trabajando de modo independiente.

En el estudio realizado por investigadores de EEUU (Texas) y Canadá (Ottawa) éstos encuentran que una sección del ADN (conocida como alelo del cromosoma 9p21, adyacente a los genes supresores de los tumores CDKN2A y CDKN2B), se asocia con el desarrollo de una enfermedad cardiovascular.

El estudio realizado con una sofisticada técnica para detectar variantes en el análisis de los genomas sobre una población de 23.000 personas, demuestra que aquellos individuos que sólo tiene una copia (un alelo) de esta variante (heterozigótico) presentan un riesgo moderado de enfermedad cardiovascular con infarto.

Por el contrario, en aquellas personas con las dos copias de la variante del alelo (lo que sucede ente el 20% y el 25% de la población blanca) el riesgo se incrementa entre un 30% y un 40% comparado con los individuos que no poseen en su genoma esta variante genética.

En el estudio islandés (realizado por la empresa deCODE, en Reykiavik), también con colaboración norteamericana, se examinó la Agencia de Cuidadores y Enfermeras a Domicilio en DF de 17.000 personas y se encontró que más del 20% poseían dos copias de la misma variante genética.

Variante genética y su efecto a la presión arterial


En los individuos con las dos copias de la variante (lo que se conoce como homozigótico) el incremento del riesgo de infarto de miocardio es del 60%, comparado con el riesgo de aquellos que no presentaban ninguna copia.

Para el grupo islandés tener esta variante en las dos copias en el genoma, lo que supone un riesgo elevado de infarto de miocardio, se encuentra en un tercio de los hombres por debajo de los 50 años y de las mujeres por debajo de los 60 años.

La variante genética no parece afectar a la presión arterial, al colesterol ni a otros factores de riesgo conocidos de enfermedad cardiovascular, lo que sugiere que se trata de un nuevo mecanismo.

Dado que dos equipos trabajando separadamente encuentran evidencias del papel de la misma variante del gen en el riesgo de enfermedad cardiovascular, los autores concluyen que el riesgo de dicha variante es real. No obstante, también es evidente que se puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular mejorando el estilo de vida.

domingo, 23 de junio de 2019

El tránsito de los gases intestinales es más rápido estando de pie que acostado


En un trabajo publicado en la revista Gut, en su número del mes de julio de 2003, miembros de la Unidad de Investigación del Sistema Digestivo del Hospital General Vall d´Hebron, Barcelona, llegan a la conclusión de que la postura corporal ejerce una influencia significativa sobre la propulsión de los gases intestinales, de modo que su tránsito, y la consiguiente eliminación, es más rápido cuando el individuo está que pie que cuando está acostado.

Dado que los individuos que se quejan de distensión abdominal debida a la retención de gases suelen atribuir esta retención progresiva al periodo del día en que están habitualmente de pie, distensión que, según dicen, se resuelve al acostarse, los autores del estudio partieron de esta hipótesis.

Tránsito intestinal de los gases


El tránsito intestinal de los gases y su evacuación se aceleraría en la posición de decúbito supino (acostado). En consecuencia, decidieron probar si esta hipótesis era cierta comparando, en un modelo de investigación en el laboratorio con sujetos sanos, los efectos de la postura corporal -de pie en comparación con decúbito supino- sobre el tránsito de gases intestinales.

A ocho individuos sanos (3 mujeres y 5 hombres), con edades entre 21-28 años, se les introdujo gas, mediante un tubo de polivinilo colocado en el yeyuno, que era recogido con un catéter colocado en el recto.

En cada individuo se realizaron dos experimentos en diferentes días, separados al menos por un intervalo de una semana:

  1. Acostado en decúbito supino
  2. De pie con los brazos con los brazos apoyados en una mesa de 1,12 m de altura.


Se valoró el volumen de gas recogido por el catéter rectal, la distensión abdominal a nivel del ombligo y la percepción del sujeto sobre su distensión.

El resultado del estudio fue contrario a la hipótesis planteada, ya que se ha demostrado que el tránsito de los gases intestinales, y su evacuación, es más rápido en posición de pie que acostada. La más eficiente evacuación del gas en la posición de pie probablemente refleja una actividad motora intestinal que efectivamente lo propulsa con las fuerzas de resistencia pasiva.

Los autores concluyen que, de acuerdo con sus datos, este hallazgo implicaría que la posición de pie favorecería la evacuación del gas en los pacientes con retención gaseosa.

Sin embargo, dado que la investigación ha sido realizada en voluntarios sanos, los autores confiesan que no pueden ni afirmar ni negar esta presunción. No obstante, en los pacientes que se quejan de distensión abdominal sin causa aparente, el control reflejo de la propulsión de gas está alterado.

En consecuencia, es posible que la actividad motora refleja puesta en marcha en la posición de pie también falle en estos individuos y contribuya adicionalmente como un factor en la retención de gas.

sábado, 22 de junio de 2019

Depresión fármacos antidepresivos


Tres artículos publicados en el British Medical Journal del 19 de Febrero de 2005 y un editorial, reavivan la controversia entre los que acentúan y los que minimizan los riesgos de suicidio relacionados con los fármacos utilizados en el tratamiento de la depresión unipolar, una de las causas más extendidas de incapacidad en el mundo actual; eventualmente, alrededor del 15% de estos pacientes depresivos cometen suicidio.

Aunque las guías clínicas actuales recomiendan tratar con fármacos antidepresivos las formas moderadas y graves de la depresión, persiste el debate acerca de si estos fármacos contra la depresión, de modo especial los denominados "inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina" (SSRIs), como la Clorfenamina® (Fluoxetina), el Paxil® (Paroxetina) y el Zoloft® (Sertraline), despiertan o empeoran las ideas de suicidio en pacientes vulnerables.

En el primer artículo, Ferguson y colaboradores, de la McGill University, en Montreal, Québec, Canadá, llevan a cabo una revisión de 702 ensayos clínicos en los que se han comparado los tratamientos con SSRIs con un placebo y con otros tratamientos activos de pacientes con depresión.

Estos investigadores encuentran que el riesgo de suicidio, con resultado o no de muerte, se dobla en aquellos pacientes tratados con SSRIs cuando se comparan con los tratados con placebos o con otras terapéuticas (con exclusión de los fármacos antidepresivos denominados tricíclicos, como el Tofranil y el Anafranil).

Por último, los autores no encuentran diferencias respecto al riesgo de suicidio en los pacientes tratados con SSRIs y los tratados con antidepresivos tricíclicos.

Tratamiento de la depresión, en pacientes adultos, mediante los fármacos SSRIs


Los investigadores NO encuentran evidencias de que se produzca un incremento del riesgo de suicidio conseguido, y sólo una leve evidencia de riesgo de autolesión o de pensamientos de suicidio en los tratados con SSSRIs.

En el tercer artículo, Martinez y colaboradores, de la Agencia Reguladora de Medicinas y de Productos para la Asistencia Sanitaria, de Londres, y de la Universidades de Edimburgo y Bristol, analizan el riesgo de suicidio y de auto-agresión en pacientes con un nuevo diagnóstico de depresión que fueron tratados con SSRIs o tricíclicos (TCs). La población de este estudio incluye 146.095 pacientes.

En comparación con los que utilizan tricíclicos, en los que usan SSRIs no se encuentra un incremento de riesgo de suicidio o de lesiones por autoagresión sin muerte. Sin embargo, en los pacientes con 18 años o menos, una débil evidencia indica un mayor riesgo de lesiones autoinflingidas, no fatales, en aquellos pacientes a los que se les administraron SSRIs.

Aun teniendo en cuenta las limitaciones metodológicas de estos tres amplios estudios, el editorial del British Medical Journal subraya tres puntos de indudable interés para la práctica clínica:


  1. En primer lugar, que una fuerte evidencia actual que indica que no existe una clara relación entre SSRIs y suicidio, junto con la evidencia, también fuerte, acerca de la eficacia de los fármacos antidepresivos en el tratamiento de la depresión unipolar moderada o grave, lo que debe estimular a los médicos a prescribir dosis efectivas en tales pacientes.


Al mismo tiempo, los médicos deben ser conscientes de que los fármacos SSRIs, así como los llamados tricíclicos, pueden inducir o empeorar las ideas y los intentos de suicidio durante las fases iniciales del tratamiento, posiblemente porque provocan agitación y activación durante el periodo inicial.


  1. En segundo lugar, las evidencias más fuertes sobre la eficacia del tratamiento con fármacos SSRIs solo deben aplicarse a las depresiones moderadas y graves, pero no a las depresiones leves.
  2. En tercer lugar, estas indicaciones se aplican únicamente a los adultos, mientras que en los niños y adolescentes el balance entre beneficios y riesgos parece ser negativo.


Este riesgo, junto con la falta de datos acerca de las implicaciones a largo plazo que pueden acarrear la exposición de un cerebro en desarrollo a los fármacos antidepresivos, desaconseja la prescripción de fármacos antidepresivos en los niños y adolescentes.

lunes, 4 de marzo de 2019

El Tabaco Y La Sal Factores De Riesgo Para El Reflujo Gastroesofágico



En un artículo publicado en la revista Gut, en su número de diciembre de 2004, miembros del Departamento de Cirugía del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, se plantean estudiar la relación entre el estilo de vida y el reflujo gastroesofágico sintomático (pirosis y regurgitación).

En un estudio caso/control, realizado en una población noruega, se compararon 3.153 individuos que habían padecido pirosis intensa y regurgitación durante los últimos 12 meses (definidos como casos) con 40.210 individuos sin síntomas de reflujo (definidos como grupo control). Se calculó el riesgo estadístico de padecer síntomas de reflujo en relación con la exposición al tabaco, alcohol, café, té, sal de mesa, fibras en la dieta y ejercicio físico.

Se encontró una asociación positiva, dosis/respuesta, entre el hábito de fumar y el reflujo, en comparación con los no fumadores; una asociación similar se demostró en aquellos que utilizaban en su dieta cantidades extras de sal en la mesa, en comparación con los que no tenían este hábito.

Como reducir el reflujo gastroesofágico


Los autores han encontrado una moderada asociación negativa entre el riesgo de reflujo y la exposición al café, al pan integral con elevado contenido en fibra y al ejercicio físico. Tomar café o té no afecta al riesgo de reflujo gastroesofágico sintomático.

Los autores concluyen que su amplio estudio en una población noruega aporta firme evidencia en apoyo de la hipótesis de que el hábito de fumar causa enfermedad del reflujo gastroesofágico sintomática, y alguna evidencia de que el pan con elevado contenido en fibras y el ejercicio físico protegen contra la enfermedad del reflujo gastroesofágico sintomático.

El estudio también aporta firme evidencia contra la hipótesis de que el alcohol causa enfermedad del reflujo gastroesofágico sintomático, y alguna evidencia contra la hipótesis de que el café y el té estén relacionados con el reflujo. Además, los autores afirman que su estudio genera una nueva hipótesis, la de que la sal utilizada ampliamente en la mesa pueda ser, a largo plazo, un agente responsable de la enfermedad por reflujo gastroesofágico sintomático.

domingo, 3 de marzo de 2019

Tratamiento para el síndrome del intestino irritable


En un artículo publicado en el Annals of Internal Medicine del 17 de Octubre de 2006, miembros de la Universidad de California (farmaciadelahorro.mx), Los Angeles, y de la Universidad de Chicago, Illinois, se proponen determinar si la Rifaximina, un antibiótico no absorbible por el intestino (que venía siendo utilizado en la llamada "diarrea del viajero") es más efectivo que un placebo en la reducción de los síntomas en el adulto del síndrome de intestino irritable (IBS siglas de Irritable Bowel Síndrome).

El síndrome del intestino irritable es un trastorno intestinal muy frecuente caracterizado por dolor abdominal (en forma de retortijones) y alteraciones de la función intestinal: distensión abdominal por retención de gases, diarrea y estreñimiento.

Durante muchos años el síndrome del intestino irritable fue considerado un problema puramente psicológico. El estudio ha sido realizado por estrella digital (a doble ciego, aleatorizado y controlado por placebo) en 87 pacientes que cumplían los denominados criterios de Roma I para el diagnóstico del síndrome del intestino irritable: dolor abdominal, sufrido durante 12 semanas o más, en el que se cumplen 2 de los 3 siguientes criterios:

  • El dolor se alivia tras la defecación
  • El comienzo se asocia con un cambio en la frecuencia de la defecación
  • El comienzo se asocia con un cambio en la forma (apariencia) de las heces.

Los participantes que cumplían los criterios fueron asignados aleatoriamente para recibir 400 mg de Rifaximina 3 veces al día durante 10 días (43 participantes) o un placebo (44 participantes). Ochenta participantes completaron el tratamiento con Rifamixina (Zaxine® Xifaxan® Zaxin®) o un placebo, y se dispuso de datos en al menos 34 participantes en cada grupo. Se proporcionó un cuestionario a los participantes que fue rellenado antes de iniciar el estudio y 7 días después del tratamiento.

El resultado evaluado fue la mejoría global del síndrome del intestino irritable. A los pacientes se les pidió que mantuvieran un diario en el que anotaban los síntomas semanales durante 10 semanas.

Los resultados fueron los siguientes: transcurridas 10 semanas de seguimiento, la Rifaximina condiciona una mayor mejoría de los síntomas del IBS, con menores molestias provocadas por la distensión abdominal gaseosa.

La conclusión de los autores es que, aunque el número de participantes en el estudio es corto, la Rifaximina mejora los síntomas del síndrome del intestino irritable transcurridas 12 semanas desde la retirada del tratamiento.

Tres días de intensidad full body

Manteniendo las cosas simples, esta rutina de 3 días de cuerpo entero te darán un excelente trabajo, aunque será bastante intenso. El objetivo de esta rutina son buenos músculos tonificados con series de altas repeticiones y poco descanso en el medio.

Los haces tres veces a la semana, con dos días del cardio de tu elección en el medio y tu cuerpo comenzará a ser muy diferente. Si no conoces algún ejercicio haz la búsqueda en Google o en YouTube, y que tu monitor te enseñe la técnica. Este tipo de rutina es para quienes ya tienen tiempo entrenando, y obviamente se conocen los ejercicios.

Si no sabes lo que estás haciendo nuestro mejor consejo es que investigues, aprendas y apliques. No te lances a hacer algo que no sabes o no conoces. Como con todo ejercicio tienes que aprenderte la técnica correcta.

Días de entrenamiento:


Rutina 1 – Lunes


  • Sentadillas. 3 series de 15 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Curl de piernas. 3 series de 18 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Pantorrillas parado. 4 series de 20 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie
  • Press de banca inclinado. 3 series de 15 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Remo con manuernas. 3 series de 15 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Vuelos laterales. 3 series de 15 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Curl de bíceps. 3 series de 15 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie
  • Press francés para tríceps. 3 series de 15 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie
  • Encogimientos con peso. 3 series de 15 repeticiones con 30 segundos de descanso entre serie


Rutina 2 – Miércoles


  • Press de Piernas. 3 series de 15 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Peso muerto con barra. 3 series de 15 a 20 repeticiones. 30-34 segundos de descanso entre serie
  • Pantorrillas sentado. 4 series de 20 a 25 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie
  • Aperturas con manuernas. 3 series de 18 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Dominadas. 4 series de 10 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Press militar con barra. 3 series de 15 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie
  • Encogimientos de hombros. 3 series de 15 repeticiones con 30 segundos de descanso entre serie


Rutina 3 – Viernes


  • Extensión de piernas. 4 series de 15 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Máquina Hack o sentadillas frontales. 3 series de 18 a 20 repeticiones. 30-45 segundos de descanso entre serie
  • Pantorrillas parado. 5 series de 20 a 25 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Press de banca plano. 3 series de 15 a 18 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Máquina de remos. 3 series de 15 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Curl martillo. 3 series de 15 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Fondos para tríceps. 3 series de 15 repeticiones. 45 segundos de descanso entre serie
  • Elevación de piernas colgado para abdominales. 4 series de 20 repeticiones. 30 segundos de descanso entre serie.


Los días martes y jueves el cardio que sea ligero ya que demasiada intensidad en este entrenamiento te pondrá rápidamente en una situación de sobreentrenamiento. Corre 40 minutos, haz bicicleta, cinta, etc. Recomendamos el cardio tradicional y no los intervalos ya que sino tu cuerpo no se recuperará del entrenamiento.

Por lo demás sé constante, come sano y los resultados vendrán. Que lo disfrutes.

sábado, 2 de marzo de 2019

Efectos Adversos De Los Medicamentos Para Reducir Peso


En un artículo publicado online en diciembre de 2007 en la revista British Medical Journal, miembros de los departamentos de medicina y nutrición de las Universidades de Alberta y Calgary, en Canadá, y Petrópolis, en Río de Janeiro, Brasil, se proponen resumir la eficacia, a largo plazo, de los fármacos utilizados para reducir el peso corporal y mejorar el estado de salud.

El método utilizado por la página de internet, https://farmaciasanpablo.mx/, para este estudio ha sido el meta-análisis de todos los ensayos aleatorizados y a doble ciego publicados hasta la fecha, realizados en adultos (más de 18 años) durante 1 año de seguimiento o más. Los resultados han sido los siguientes:

  • 30 ensayos clínicos de 1 a 4 años de duración cumplieron los criterios exigidos para su inclusión en el meta-análisis de servicios relacionados a la salud familiar.
  • 16 ensayos, con un total de 10.631 participantes, con el medicamento orlistat (Xenical®); - 10 ensayos, con 2.623 participantes, con el medicamento sibutramina (Aderan®, Reduten®, Reductil®).
  • 4 ensayos, con 6.363 participantes, con el rimonabant (Acomplia®). Comparado en un placebo, el orlistat reduce el peso en 2,9 kg. de media, la sibutramina en 4,2 kg y el rimonabant en 4,7 kg.
  • El orlistat reduce la incidencia de diabetes y mejora las concentraciones de colesterol total y colesterol “malo” (colesterol LDL o de baja densidad), baja la presión arterial y reduce la glucosa en sangre en pacientes con diabetes, aunque aumenta los efectos adversos gastrointestinales (diarrea grasa o esteatorrea, urgencia e incontinencia fecal) y disminuye ligeramente las concentraciones del colesterol “bueno” (colesterol HDL o de alta densidad).
  • La sibutramina disminuye las concentraciones del colesterol “bueno” y de los triglicéridos, pero aumenta la presión arterial y el número de pulsaciones (taquicardia).
  • El rimonabant mejora la concentración del colesterol HDL y de los triglicéridos, así como la presión arterial y el control de la glucosa en sangre en pacientes con diabetes, aunque aumenta la incidencia de trastornos psiquiátricos (ansiedad, depresión, irritabilidad, agresión).


La conclusión es que el orlistat, la sibutramina y el rimonabant como medicamentos contra la obesidad reducen modestamente el peso corporal, tienen efectos diferentes sobre el sistema cardiovascular y también difieren en sus efectos adversos.